Mais um caso de xenofobia em Itália

La Liga del Norte, un partido que forma parte de la coalición que gobierna en Italia, nunca ha ocultado su fuerte antipatía hacia los musulmanes. No sólo defiende que se prohíba levantar nuevas mezquitas en Italia sino que incluso ha llegado a pasear cerdos (un animal considerado impuro por los musulmanes) en aquellos terrenos donde estaba previsto hacerlo.




Pero ahora la Liga ha dado una nueva vuelta de tuerca en su batalla contra el islam. Se niega sencillamente a que haya musulmanes en el equipo de limpieza que asea las oficinas del Consejo Provincial de Trento, en el norte del país. “Somos un partido con una posición muy clara frente al islam. Y no nos parece oportuno, ni seguro, que trabajadores de esa religión puedan moverse sin problemas por nuestras oficinas y tener acceso a nuestros ordenadores”, argumenta Alessandro Savoi, responsable de la Liga del Norte en Trento, en la carta que ha enviado al presidente del Consejo provincial solicitándole que los musulmanes que actualmente se ocupan de limpiar la sede de ese organismo sean apartados de esa labor.


Las críticas no se han hecho esperar. GCIL, el principal sindicato italiano, ha calificado la propuesta de “puro racismo”. “Se trata de una nueva iniciativa contra los musulmanes”, protesta Aboulkheir Bregheche, imam de Trento. “Es el enésimo ataque de la Liga que fomenta el odio racial”, se queja el consejero provincial del Partido Demócrata Bruno Dorigatti. Hasta en el Pueblo de la Libertad (PDL), el partido que lidera Berlusconi, se escuchan críticas contra esta iniciativa: “El problema, en todo caso, es que la empresa de limpieza haga correctamente su trabajo, y no la religión de sus empleados”, destaca Walter Viola, jefe del PDL en Trento.


Sin embargo, la petición de la Liga del Norte de que ningún musulmán participe en las tareas de limpieza las oficinas del Consejo provincial de Trento es sólo una más de los cientos y cientos de iniciativas puestas en marcha en Italia en los últimos meses contra los inmigrantes, y la mayoría de las cuales llevan la firma de esa formación. El pasado mes de noviembre, sin ir más lejos, el Ayuntamiento de Coccaglio, un pequeño municipio del norte de Italia, puso en marcha una operación llamada ‘Navidades Blancas’ dirigida a expulsar de la localidad antes del 25 de diciembre a todos los inmigrantes que no tuvieran los papeles en regla.


La inmigración es un asunto que preocupa a los italianos. Así, como sucede en otros países (en regiones de España, como Cataluña), el Gobierno italiano limitará a un 30% la presencia de niños extranjeros en las aulas escolares a partir del curso 2010-2011, informó hoy el Ministerio de Educación en un comunicado.


En la nota se señala que “el número de alumnos extranjeros presentes en cada una de las clases no podrá superar el 30% del total de los inscritos, como resultado de una equilibrada distribución de los alumnos con nacionalidad no italiana entre los institutos de un mismo territorio”.


In El Mundo

Anúncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Deixe uma Resposta

Preencha os seus detalhes abaixo ou clique num ícone para iniciar sessão:

Logótipo da WordPress.com

Está a comentar usando a sua conta WordPress.com Terminar Sessão / Alterar )

Imagem do Twitter

Está a comentar usando a sua conta Twitter Terminar Sessão / Alterar )

Facebook photo

Está a comentar usando a sua conta Facebook Terminar Sessão / Alterar )

Google+ photo

Está a comentar usando a sua conta Google+ Terminar Sessão / Alterar )

Connecting to %s

%d bloggers like this: